Mega Man 11

Mega Man 11 es la vuelta a escena del famoso “Bombardero Azul” de Capcom, un personaje cuyo legado es muy extenso en la industria de los videojuegos, con una cantidad de títulos inmensa en su saga. Además, ha sido una gran inspiración para muchas otras sagas de videojuegos, sobre todo para muchos juegos indies. En ésta última década, ha estado ausente, pero en 2018 volvió a la carga con ésta última entrega.

La trama es de lo más sencilla: El malvado Dr. Wily sueña un día con un suceso que tuvo en el pasado, en la universidad, cuando rechazaron su proyecto; el Sistema de Doble Mega (el “Double Gear system”, ojalá lo hubiesen dejado así o lo hubiesen traducido a Doble Engranaje), sistema capaz de mejorar las habilidades de los robots para que sean más eficaces. En vez de eso, aprobaron el proyecto del Dr. Light de dar pensamiento inteligente a los robots (lo que acabaron siendo Mega Man y los Robot Masters), lo que le frustró mucho. Entonces, Wily decide robar 8 Robot Masters y combinarlos con su sistema para dominar el mundo. La historia de los juegos de Mega Man nunca ha sido nada para tirar cohetes, y en éste caso, pasa lo mismo, aunque está bien, porque elabora en la historia de la saga en general.

En cuanto al juego en sí, está distribuido en los 8 niveles principales (uno para cada robot), y los niveles de la fortaleza de Wily, como es usual. Sin embargo, todos los niveles son muy originales, tanto estéticamente como en el diseño de los mismos, que permiten aprovechar al máximo las habilidades de nuestro protagonista. Estos niveles terminan con un combate contra uno de los Robot Masters.

Pantalla de selección de niveles

Entre estos niveles, destaco los de Block Man, Fuse Man, Tundra Man y Blast Man como mis favoritos. Tanto sus niveles como los combates contra ellos son de lo más interesantes.

En cuanto al diseño de estos, están muy bien pensados, ya que dan la capacidad de aprovechar las habilidades de Mega Man al límite, aún permitiendo completar cada uno de ellos sin necesidad de usarlos.

Y, es que, Mega Man tiene muchas habilidades, las cuales consigue cada vez que derrota a un Robot Master, que puede utilizar para obtener ventajas en los combates o los niveles de otros de los jefes. Esto es básico en los juegos de Mega Man, porque da la capacidad de que cada uno decida la dificultad del juego, eligiendo un orden mejor o peor para completar los niveles. Sin embargo, este sistema es mejor cuando las nuevas habilidades del juego son buenas, y el repertorio de armas que tiene en este título es muy original. Todas las armas tienen un buen uso y la mayoría son muy divertidas de usar. Quizás no sean las mejores armas que ha tenido jamás, pero creo que deben de ser de las mejores. Destaco el “Acid Barrier”, el escudo más interesante de toda la saga, ya que permite disparar mientras lo usa, cosa que ya se había visto en la saga X pero nunca en la saga clásica; el “Pile Driver”, un arma que se puede utilizar como un “dash” aéreo que permite una gran movilidad en el aire y el “Block Dropper”, que permite atacar a muchos enemigos a la vez que haya en frente de nuestro héroe robótico.

Block Dropper

Sin embargo, la joya de la corona es el ya mencionado Sistema de Doble Mega, que nos permite sobrecargar a Mega Man para que lance un disparo gigante o que puedas ralentizar el tiempo para esquivar mejor ataques enemigos. Al usar cualquiera de los dos engranajes, se sobre-calientan, y hay que esperar un poco para poder usarlo. Además, se pueden usar los dos engranajes a la vez cuando a uno le queda poca vida, pudiendo salvarte la vida pero complicándote aún más las cosas si no consigues derrotar a tu enemigo antes de que se sobre calienten. De todos modos, todos los niveles se pueden completar sin necesidad de usarlos. Aunque veo un poco de potencial perdido porque se podrían haber usado para algunos puzles o retos, alabo que hayan hecho el juego para que los más experimentados en Mega Man puedan jugar los niveles sin esta nueva mecánica.

El estilo artístico me encanta. Aunque el juego no tiene gráficos de última generación, como dibujante devoto que soy, me encanta el arte 2D usado que ya habéis podido ver, y me gusta el estilo cell-shading, visto en otros muchos juegos. A mí me recuerda al estilo de the Legend of zelda: the Wind Waker, otro de mis juegos favoritos (ya llegará su reseña).

Por último, resalto, como siempre, el soundtrack tecno que tiene, que a mí, que no soy fan del tecno, me ha gustado mucho, pero solo algunas de las canciones destacan, otras son bastante simples.

En conclusión, Mega Man 11 es uno de los mejores juegos de Mega Man de la década (como si hubiera habido muchos) y de la saga en general, que no destaca en cuanto a innovación en el género, pero es una entrega más que solida que ha revivido al robot favorito de muchos, y que será una base de muchos posibles juegos que vendrán.

Y para terminar, quiero aclarar que Tundra Man es el mejor Robot Master y nadie me convencerá de lo contrario. 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: